TIRADOR

DIRECCIÓN: Antoine Fuqua
TÍTULO ORIGINAL: Shooter (2007)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Jonathan Lemkin; basado en la novela Point of impact, de Stephen Hunter
FOTOGRAFÍA: Peter Menzies Jr.
MÚSICA: Mark Mancina
DURACIÓN: 124 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Después de su actuación en Los infiltrados, nada se antojaba más justo que una cinta en la que Mark Walhberg llevara la responsabilidad de un protagónico. Tirador, sin embargo, dista mucho de ser un reto definitivo para el actor, quien —reconozcámoslo— es el sujeto más interesante en esta trillada historia.

Encaminado por la eficiente mano de Antoine Fuqua, artífice de cintas como Día de entrenamiento (Training Day, 2001) y Lágrimas del sol (Tears of the Sun, 2003), Walhberg interpreta a Bob Lee Swagger, un francotirador especialista en situaciones delicadas, quien, destrozado tras perder a su amigo y compañero durante una misión en África, decide retirarse y vivir como ermitaño, acompañado únicamente por su perro.

Situación más que explotada en los filmes estadounidenses de corte policiaco-militar, el asunto da pie a un segundo tercio más interesante. En él, un grupo de hombres del FBI es encomendado a encontrar a Swagger y hacerlo regresar. Una conspiración recientemente descubierta indica que el presidente de Estados Unidos podría ser el blanco de un atentado; las comunicaciones interceptadas indican que el asesino será un francotirador que actuaría durante un acto público y se necesita de un experto capaz de predecir la forma en que el atentado podría ser llevado a cabo para detenerlo antes de que suceda.

El mejor material de la cinta se encuentra en ese segundo tercio. En este tramo, no sólo puede apreciarse la labor del fotógrafo Peter Menzies Jr., sino que la historia misma adquiere un tono distinto, deteniéndose durante varios minutos para mostrar el trabajo de detalle que realiza su personaje y descubrir junto con el espectador que un tiro de precisión a mil 600 metros de distancia puede volarle la cabeza al presidente de la nación más poderosa del mundo.

Por supuesto, a partir de ese hecho Swagger se convertirá en objetivo de los conspiradores, pero los resultados en términos de la complejidad de la trama pasan a ser sólo medianamente satisfactorios en los últimos 40 minutos. El inicio de una frenética y predecible persecución marca un punto de quiebra que permite introducir a dos personajes que habrán de sumarse a la lucha personal del protagonista: por un lado, Sarah (la convenientemente hermosa Kate Mara), viuda de su compañero fallecido, y por el otro lado, Nick Memphis (Michael Peña), un agente del FBI recién salido de la academia.

Es indiscutible que el tirador es, en los terrenos de la ficción, un estupendo action man, duro, resistente a las heridas profundas y movido por la memoria y los valores; el tropiezo de la historia radica en que la poca verosimilitud de un hombre de estas características rebasa en realismo, en infinidad de momentos, a quienes le rodean.

Así pues, Danny Glover, quien tiene un papel clave en la trama, no termina de dar el registro de canalla que ha mostrado en otras cintas. A nadie convence tampoco la dulce figura de Kate Mara empuñando una escopeta como si fuese casi una asesina entrenada, ni la pusalinimidad del personaje asignado a Michael Peña, quien no ayuda mucho. Si el relato se vuelve pesado se debe justamente a que el guion enriquece poco a los actores, negándoles características más interesantes y condenándolos a una solemnidad casi plomiza.

Resulta mucho más cercano a la realidad que Swagger tome un rifle y vaya en busca de un grupo de desgraciados mientras pronuncia: "Tú no entiendes, esos tipos mataron a mi perro". Al menos para efectos de lo planteado en este trabajo de, se siente mucho más verosímil que el protagonista desee meterle una bala en la cabeza a un grupo de malos que le han quitado al único compañero que ha tenido en años.

Las explosiones de enormes polvorines o de helicópteros en pleno vuelo visten un filme, pero también necesitan de buenos motivos.

 
 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.