¿QUÉ PASÓ AYER?

DIRECCIÓN: Todd Phillips
TÍTULO ORIGINAL: The Hangover (2009)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Jon Lucas, Scott Moore
FOTOGRAFÍA: Lawrence Sher
MÚSICA: Christophe Beck
DURACIÓN: 100 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Generalmente las películas que parten de la premisa "What happens in Vegas..." (aquello de "lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas") no pasan de ser anodinos rellenos para televisión cuando no resultan ser intolerables bodrios que se venden como comedias divertidísimas.

Desmadrosa, hilarante y divertida de principio a fin, ¿Qué pasó ayer? elimina casi por completo cualquier elemento romántico para centrarse en la aventura de cuatro amigos a un paso de la madurez que deciden pasar dos días en Las Vegas a manera de fiesta de despedida de soltero de uno de ellos. Lo último que vemos del grupo, después de rentar una suite en el Caesar´s Palace, es un brindis de los cuatro en el techo del hotel.

De ahí saltamos hasta la mañana siguiente, cuando uno a uno comienzan a despertar y a darse cuenta que no sólo no tienen memoria de nada de lo que pasó en las últimas horas, sino que el novio está desaparecido. Lo único que tienen es un rastro de destrucción para seguir que llega hasta su propia habitación y que empieza con un bebé en el clóset, un tigre en el baño y una gallina caminando por todo el cuarto.

La historia es una absoluta locura; de pronto y sin saber por qué, los amigos descubren que han robado una patrulla, que uno de ellos se casó con una bailarina de centro nocturno y que el ex campeón Mike Tyson está furioso, buscándolos. Para ese momento tenemos una genuina comedia masculina, tan llena de despropósitos, estupidez y desgracia ajena que nada parece demasiado descabellado.

Lo verdaderamente hilarante del filme es ir descubriendo junto con los personajes las distintas formas en que debieron degradarse durante su juerga nocturna para llegar a una situación tan comprometedora para todos y cada uno de ellos. Y lo mejor, es que detrás no hay lecciones de vida ni un proceso de autoconocimiento que los lleve a madurar o a volver transformados, a contracorriente de lo que generalmente Judd Apatow logra como extra en sus cintas.

Más allá de las breves escenas que tiene Heather Graham, el director Todd Phillips tiene un acierto fundamental en la elección de un elenco poco conocido en el que descataca Zach Galifianakis como el extrañísimo hermano de la novia, invitado al viaje como una mera cortesía de su cuñado, quizás el único personaje de entre todos ellos que actúa sin medir las consecuencias, pues no hay nadie que le exija madurar.

Además de él, la cinta nos regala personajes con los cuales es imposible no simpatizar. Cuando se está ante un grupo de inocentes, no particularmente listos o atractivos, que van descubriendo horrorizados su propia obra, inevitablemente uno se pone de su lado. En cierta forma, todos ellos se ganan nuestra buena voluntad porque en lugar de regalarnos el álbum de fotos de la boda, los preparativos y los invitados, prefieren contarnos una de esas anécdotas que se se crean en grupo, entre amigos, y que verdaderamente se acercan a lo horrible. Esas son las verdaderamente inolvidables.

 
 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.