UNA LOCA PELÍCULA ÉPICA

DIRECCIÓN: Jason Friedberg, Aaron Seltzer
TÍTULO ORIGINAL: Epic Movie (2007)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Jason Friedberg, Aaron Seltzer
FOTOGRAFÍA: Shawn Maurer
MÚSICA: Edward Shearmur
DURACIÓN: 86 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

En los minutos que pude mantenerme despierto, Una loca película épica me pareció casi insufrible, una experiencia sólo comparable con No es otra película de amor (Date Movie, 2006), la anterior cinta de Jason Friedberg y Aaron Seltzer, y otras memorables mugres de las que no vale la pena comentar.

Lejos de cualquier buen momento que haya podido verse en las películas de Scary Movie, que parodiaban o al menos intentaban parodiar las repetidas fórmulas del cine de terror facturado en los Estados Unidos, Una loca película épica no es más que lo que indica su cartel promocional: un absurdo pegote de escenas malhechas de Harry Potter, X-Men, Los Piratas del Caribe, Las crónicas de Narnia, Superman regresa, El Código Da Vinci, Click, Charlie y la fábrica de chocolate, Borat, Serpientes a bordo y Nacho libre. Y con todo eso, ninguna parodia.

A lo largo de los 86 minutos que dura la cinta (realmente poco para el suplicio que es) no hay el más mínimo ánimo trasgresor. Los actores se limitan a llevar hasta el fin un guion sin la menor ilación lógica, incapaz de explotar mínimamente el talento que como comediantes parecen tener algunos integrantes del reparto.

La anodina historia gira en torno a cuatro huérfanos: Lucy, sobrina del director del Museo Louvre, quien ha sido asesinado después de dejar una clave cifrada en un cuadro de Da Vinci; Edward, quien vive en un orfanato bajo el cuidado de un monje luchador llamado Nacho; Peter, estudiante de una escuela para mutantes, y Susan, sobreviviente de un viaje en un avión lleno de serpientes.

Los cuatro huérfanos son invitados a visitar una fábrica de chocolate, en la cual se encuentran con un ropero mágico que los transporta al mundo de "Gnarnia", esclavizado por la Bruja Blanca. Ahí conocerán a personajes salidos de otras películas, con quienes unirán fuerzas para regresar la paz al reino.

Con las posibilidades que esto pudiera ofrecer, el espectáculo es tan lamentable como cualquier programa de Jorge Ortiz de Pinedo de esos en los que un montón de verijones se visten de marineritos y cuentan chistes para subnormales. Por eso, sería bueno que cuando hablan de una película "de dos de los seis guionistas de Scary Movie" (en referencia a Friedberg y Seltzer), se acotara que se trata de los dos peores y que además escribieron en un estado de embriaguez incapacitante.

Si vale la pena rescatar a alguien de este bochornoso desfile, esa es Jayma Mays, quien pese a no tener toda la gracia de Anna Faris, exhibe cierto encanto bobalicón que impide odiarla y hace verla más como una víctima de este bodrio. Del cuadro secundario cuenten a Darrell Hammond, conocidísimo por su trabajo en Saturday Night Live, y quien copia a la perfección a Johnny Deep en su papel de Jack Sparrow. Por supuesto, también llama la atención la belleza de Carmen Electra, caracterizada como Mystique de los X-Men, pero queda la impresión de que la falta de trabajo la ha llevado a aceptar cualquier cosa.

El resto, poniendo la grotesca caricatura de Borat en primer lugar, es simplemente un trabajo de dar pena.

 
 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.