PASTORELA

DIRECCIÓN: Emilio Portes
TÍTULO ORIGINAL: Pastorela (2011)
PAÍS: México
GUION: Emilio Portes
FOTOGRAFÍA: Damián García
MÚSICA: Aldo Max Rodríguez
DURACIÓN: 88 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Hace unos años, la Semana Santa en Iztapalapa estuvo a punto de convertirse en un conflicto entre los pobladores, luego de que los integrantes del Comité Organizador descalificaron a los aspirantes a representar a Jesús para darle el papel por segundo año consecutivo al mismo actor, además de designar a sus familiares para los personajes más importantes.

Pastorela, segundo largometraje de Emilio Portes, parte de una premisa similar: el montaje de una tradicional pastorela en el pueblo de San Miguel de Nenepilco, la cual es representada cada año prácticamente por el mismo elenco. No obstante, las cosas empiezan a modificarse radicalmente cuando un nuevo párroco (Carlos Cobos) llega a hacerse cargo de la iglesia local, cambia las reglas y despoja a Chucho (Joaquín Cosío), un policía judicial de la vieja escuela, del papel que le corresponde como Lucifer.

Durante cerca de una hora, el filme resulta deliciosamente desmadroso, divertido, lleno de mala leche y arrabalero. Cosío y Cobos se roban cada escena en la que participan, explotan en sus diálogos las contradicciones de las instituciones para las que trabajan, sin pretender elaborar una crítica social solemne.

El guion, sin embargo, da un viraje radical en su parte final; el ingenio y la acidez inicial desaparecen para perderse en un final confuso, casi surreal, de largas y abigarradas secuencias que aparentemente intentan ser alegoría de una gran batalla del bien contra el mal y en las que se ve a un ejército de corruptos agentes policiacos, vestidos de arcángeles.

Al final, Joaquín Cosío en su papel de judicial termina encarnando a esos líderes que se eternizan, que no permiten ser desplazados del puesto o que pretenden que las reglas se ajusten a sus deseos. "Yo tengo que salir en esa pastorela, porque sí, porque la gente me quiere, porque me piden", se le escucha decir. Y es que para sobrevivir [políticamente] hay que radicalizarse.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.