NORBIT

DIRECCIÓN: Brian Robbins
TÍTULO ORIGINAL: Norbit (2007)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Eddie Murphy, Charles Murphy, Jay Scherick, David Ronn
FOTOGRAFIA: Clark Mathis
MÚSICA: David Newman
DURACIÓN: 103 minutos

 
       

Héctor Campio López | @campiolopez

Una de las mejores invitaciones para entrar a la sala de cine y ver Norbit es su afiche publicitario. Ese donde aparece una señora gorda vestida con un baby doll rosa, encima de Eddie Murphy. Yo lo veo y me parece muy tonto pero gracioso, así que entro al cine.

En la sala hay muchos niños que, sentados con sus papás, esperan una de esas graciosas comedias blancas de Murphy. Familias con abuelitas e infantes en edad preescolar como en una función de matinee. Nadie les avisó en la taquilla que la película tiene clasificación B-15 —es decir, no recomendada para menores de 15 años— y no está doblada al español.

En cuanto empieza la función me explico por qué la clasificaron así. Norbit es un huérfano apocado que se ha casado con Rasputia, una señora de obesidad mórbida que lo trata como basura. Un día Norbit se reencuentra con Kate, su primer amor infantil, hoy convertida en una mujer deliciosa. Previsiblemente, se enamora de ella nuevamente y ocasiona con ello los celos de Rasputia.

Es difícil imaginar chistes inofensivos sobre la gordura. En esta película, lo que queda claro es que ser gordo no es un rasgo físico simpático: la enorme Rasputia no es bonachona, ni amable, ni bonita. En realidad su acento de voz es ofensivo, sus modales son los de un camionero y a la hora de la intimidad, se arroja sobre la cama enfundada en apretados trajes que desparraman sus carnes.

Lo más vil de esta caricatura obesa que es Rasputia es su aparición en bikini. Algunos se ríen y otros dejan escuchar sus expresiones de asco cuando ella se levanta las lonjas para demostrar a un policía que sí se colocó la parte que cubre las ingles. Los niños gritan emocionados cuando ella se arroja del tobogán acuático.

Norbit es una película de un humor tremendamente pobre que se aprovecha de situaciones repulsivas y de expresiones soeces. En una escena, Norbit descubre a Rasputia encamada con su exótico maestro de aerobics en su propia cama y le reprocha gritando: "¡Me has engañado! Y eso te convierte en la reina de las putas". Un niñito sentado en la fila de atrás, y que no puede leer los subtítulos, pregunta a su papá qué fue lo que dijo Norbit. "Que ya no la quiere, porque lo engañó", resume rápidamente el padre.

Y así desfilan por la pantalla otras finezas como "culito", "tetas", "perra", "puta" y "erección" en floridas expresiones de Mr Wong, Rasputia y el inofensivo Norbit (todos personajes caracterizados por Murphy). Hay que ver cómo se las ingenian los papás para hacer la traducción simultánea.

¿Alguna vez has cometido un grandísimo error?, se lee también en el cartel de esta película escrita por Eddie y su hermano Charles. También actúan Cuba Gooding Jr. y Tandie Newton en el papel de Kate.

 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.