MILK

DIRECCIÓN: Gus Van Sant
TÍTULO ORIGINAL: Milk (2008)
PAÍS: Estados Unidos
GUIÓN: Dustin Lance Black
FOTOGRAFÍA: Harris Savides
MÚSICA: Danny Elfman
DURACIÓN: 128 minutos

 
       

Julio A. Quijano Flores | Juan Carlos Romero Puga

No es una casualidad que Gus Van Sant se haya interesado en hacer una cinta sobre la vida de Harvey Milk, el primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público en los Estados Unidos. En el fondo, se parecen mucho: "Ambos somos unos marginales. Él como luchador social y líder de una minoría y yo como un cineasta al que no le interesan las grandes producciones sino las historias cotidianas", dijo en una entrevista a El Universal en marzo de 2009.

Por eso mismo, lejos de hacer una apología, el director procuró acercarse al lado humano del personaje: durante la primera parte de la cinta vemos a un Milk que vive en el placer, sin mayor preocupación que llevar una vida rodeado de sus amigos. Cuando comienza a interesarse en política, fracasa porque carece de los instrumentos y argumentos que requiere un líder. Eso lo adquiere con el tiempo.

La primera escena sucede en una estación del metro de Nueva York, donde Harvey se topa con Scott Smith (James Franco) un joven bien parecido con quien entabla una plática casual y con el cual comienza a besarse 20 segundos después. Van Sant impone ahí el ritmo y matiz de la cinta: no hay concesiones moralistas.

El director admite que las únicas historias que le atraen son aquellas que tienen algo que ver con la realidad, que pueden aterrizar su mensaje en la vida del espectador. Se trata por lo general de outsiders, cuya vida se desarrolla al margen del sueño americano. Harvey Milk es el mejor ejemplo de la tesis del director. Fue el primer gay que obtuvo un puesto de elección popular como miembro del Consejo de Supervisores de San Francisco. Impulsó entonces un ordenamiento para garantizar equidad en los derechos de los homosexuales.

Antes, Milk fue un fotógrafo que se mudó de la ciudad de Nueva York al barrio de Castro, en San Francisco, para montar un estudio. Ahí sintió la discriminación del resto de los dueños de comercios y fue entonces que comenzó la primera de muchas campañas en las que enfrentó prejuicios y al sistema mismo.

Van Sant reconoce que Harvey y su movimiento lo ayudaron a salir del clóset... Y Milk está hecha con buen gusto y sin el pudor que se advierte a kilómetros en alguien que intenta ser políticamente correcto, porque antes que homosexual su personaje es un sujeto incansable, aunque no exento de contradicciones ni de víctimas en sus decisiones.

Además de un trabajo notable a la hora de recrear el San Francisco de los setenta, el director inserta material fílmico y televisivo de archivo que logra fundirse bien con su historia. Sin tener que asignar el papel a una actriz, Van Sant se las ingenia para hacer de la cantante y defensora de la moral Anita Bryant una presencia constante en su cinta, con sus ridículas peroratas que señalaban que reconocer los derechos civiles de los homosexuales era tanto como hacerlo con las prostitutas y los ladrones.

En general, los actores logran ocultarse bien en sus personajes; lucen cómodos y entienden bien que Harvey Milk antes que reivindicar derechos de minorías lograba pequeños grandes cambios a partir de aproximaciones sucesivas, convenciendo a los vecinos y al propio barrio antes que intentar cambiar los prejuicios de todo un país. Van Sant incluso se niega a representar al asesino de su mártir como un simple y obtuso fundamentalista; por el contrario, hace de Dan White (Josh Broslin) un personaje ambiguo e interesante, más allá de su conservadurismo.

De su protagonista no puede decirse más. Sean Penn muestra a un Harvey Milk sumamente humano, carismático y de temperamento vigoroso, pero por sobre todas las cosas trabajador y con profunda fe y entusiasmo en lo que hacía. Gay en el sentido original del término.

 
 
 
 
 

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.