LLUVIA DE HAMBURGUESAS 2: LA VENGANZA DE LAS SOBRAS

DIRECCIÓN: Cody Cameron, Kris Pearn
TÍTULO ORIGINAL: Cloudy with a Chance of Meatballs 2 (2013)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein
MÚSICA: Mark Mothersbaugh
DURACIÓN: 95 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Esta historia da inicio cuando han pasado apenas ocho minutos del fin de Lluvia de hamburguesas y los habitantes de Isla Bocado deben ser evacuados para dar paso a la limpieza del lugar. Sin embargo, las obras se ven entorpecidas por algo todavía más inesperado que la lluvia de comida que ha cubierto todo territorio firme, pues las sobras parecen haber evolucionado para convertirse en una rara variedad de animales salvajes, convirtiendo la isla en una jungla exótica.

Convertido en héroe, Flint, el joven científico cuya máquina de clima causó el desastre, es invitado a trabajar en Live, el emporio del genio tecnológico Chester V, considerado una inspiración para quienes sueñan con cambiar el mundo con sus innovaciones. De ese modo, la sutil crítica social que asomó en su momento sobre los políticos sin inescrúpulos y el consumo poco racional es sustituida por esta suerte de parodia cruel de Steve Jobs, director de "la compañía más cool del mundo", un paraíso donde siempre hay un soya latte para los jóvenes visionarios que, embelesados, están dispuestos a regalar todas sus ideas.

Los conflictos que conocimos en la cinta original, la necesidad de aceptación de Flint y la complicada relación con su padre viudo, se diluyen para dar paso a un espectáculo colorido que toma prestados varios elementos de Jurassic Park (Spielberg, 1993) y a una trama mucho más infantil, con personajes fantásticos, mitad comida, mitad animal, y un villano que manipula a todos sólo para adueñarse de la máquina del clima y poder lanzar al mercado la versión 5.0 de su producto mundialmente conocido.

Los guionistas se han esforzado poco en enlazar de manera más orgánica esta extensión del relato con la fuente original, lo que en los hechos ha generado una ruptura entre las dos historias. Lo que en su momento era una catástrofe, un experimento fuera de control por causa de la ambición y los excesos, no es algo que siquiera se mencione en esta segunda parte. El máximo imperativo de La venganza de las sobras es entretener y, paradójicamente, estirar la rentabilidad de un producto que postulaba un mensaje contra el consumismo.

 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.