HECHIZADA

DIRECCIÓN: Nora Ephron
TÍTULO ORIGINAL: Bewitched (2005)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Nora Ephron, Delia Ephron
FOTOGRAFÍA: John Lindley
MÚSICA: George Fenton
DURACIÓN: 102 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Si bien es probable que muchos hayan asumido que Hechizada no era sino la versión cinematográfica de la exitosa serie de los sesenta y setenta, esto se debe a que los distribuidores no hicieron el menor esfuerzo por aclarar al público la diferencia.

La versión de Nora Ephron, a diferencia de muchas cintas que hoy en día se exhiben, no es un remake propiamente dicho, sino que toma como pretexto el éxito del programa de televisión. En la película, Jack Wyatt (Will Ferrell) es un actor en franca caída, que trata de rescatar su carrera haciendo una nueva versión de Bewitched, sólo que no encuentra una actriz adecuada que haga el papel de Samantha sin opacarlo.

Así es como conoce a Isabel Bigelow (Nicole Kidman), una bruja verdadera que se ha propuesto vivir una vida normal, sin depender de la magia, y quien resulta perfecta para ser su coestelar en el nuevo serial.

Es probable que esta cinta, tal y como se menciona en uno de sus parlamentos, parezca un vulgar truco para vender nostalgia; sin embargo, el tratamiento que le da Nora Ephron —a quien hay que recordar como guionista de Cuando Harry conoció a Sally— tiene su gracia justamente en el hecho de ser abiertamente autorreferencial.

Es decir, que aun siendo una comedia romántica de aparentemente pocas pretensiones, Hechizada hace referencia a la ausencia en Hollywood de guiones dignos de ser llevados a la pantalla y al cada vez más socorrido recurso de desempolvar fórmulas que fueron un éxito en décadas pasadas (díganlo si no Los Dukes de Hazzard, Los locos Adams, Los Ángeles de Charlie o Los Thunderbirds, algunas muy poco afortunadas).

Es cierto que el trabajo de Nicole Kidman y Will Ferrell no convenció del todo a los críticos, dado el trabajo previo de ella en proyectos de mucho más nivel y el humor de él, más cerca de la parodia que hacía en Saturday Night Live, su primera casa.

Shirley MacLaine y Michael Caine hacen un par de papeles modestos y quizás un poco (sólo un poco) intrascendentes. No obstante lo duro de la crítica, el resultado es entretenido. El hecho de no pretender reinventar a Samantha y Darrin, y hacerlos presentes sólo mediante algunos clips de video es un acierto; hacer lo contrario hubiera significado algo profano para muchos.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.