ESCÁNDALO AMERICANO

DIRECCIÓN: David O. Russell
TÍTULO ORIGINAL: American Hustle (2013)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Eric Warren Singer, David O. Russell
FOTOGRAFÍA: Linus Sandgren
MÚSICA: Danny Elfman
DURACIÓN: 138 minutos

 
       

Si algo condena la sociedad estadounidense es la mentira. Presidentes de la nación han sido llevados a juicio por perjurio: mentir es el pecado más grande. Todo se permite: la deslealtad, los grandes quebrantos financieros, el desvío de recursos, el chantaje y la manipulación. No mentirás dice, sin embargo, su mandamiento más sagrado.

Con Escándalo americano, David O. Russell sirve una pieza de mentiras y dobles juegos, inspirada en una operación encubierta del FBI, realizada a finales de los setenta, la cual llevó a la aprehensión y posterior condena de seis congresistas y un senador, trama que se construye sobre elaboradas intrigas que involucran a delincuentes y autoridades actuando al límite de lo legal.

En el centro de esta historia se encuentran el barrigón sudoroso Irving Rosenfeld (Christian Bale) y Sydney Prosser (Amy Adams), un par de estafadores de bajo perfil que saben manipular los sueños de la gente, para luego valerse de ellos en beneficio propio. Acento inglés y escote perpetuo, ella se ofrece como dama de sociedad, capaz de mostrarle a otros el camino a la riqueza y darles el roce social necesario para alcanzar el refinamiento de los poderosos. Dinero y clase al alcance de un negocio fácil.

Sin embargo, la pareja de engañadores cae en las garras de Richie DiMaso (Bradley Cooper), un policía demasiado ambicioso, demasiado ansioso también, quien por la vía del chantaje los obliga a regalarle su talento y montar el engaño más grande de sus carreras. Todo está planificado: llegar a un grupo de congresistas dispuestos a aceptar miles de dólares en sobornos a cambio de permisos para la apertura de casinos, llegar a los grupos mafiosos detrás de la operación y finalmente conseguir un ascenso como resultado del golpe.

Para lograrlo, tendrán que lidiar con la enorme carga de Rosalyn (Jennifer Lawrence), la exasperante y alcohólica esposa de Irving, bitch en superlativo, y sus vaivenes explosivos. Probablemente lo mejor de una película que llegada a cierto punto se convierte en una fiesta de mezquindades y traiciones, que subraya con trazo grueso el tema de la estafa y el engaño como forma de sobrevivencia, y que parece abrevar del cine de Scorsese, pero que se distancia de éste en el enorme peso que llevan sus roles femeninos

En American Hustle destaca, amén de una historia de vueltas bien ejecutadas y convicción en sus interpretaciones, su diseño de producción y vestuario. La historia se ve, se vive y se respira justo al final de los años setenta del siglo pasado. Cada vestido, cada par de zapatos, toda la peluquería y el maquillaje, las calles, la música, los automóviles e incluso la deliciosa anécdota con los primeros microondas comerciales, crean el marco para un relato criminal con tensión cinematográfica, pero que al final se siente apabullado por la excentricidad del montaje.

 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.