ENREDADOS

DIRECCIÓN: Byron Howard, Nathan Greno
TÍTULO ORIGINAL: Tangled (2010)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Dan Fogelman; basado en el cuento clásico de los hermanos Grimm
MÚSICA: Alan Menken
DURACIÓN: 100 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Aun sin elementos que pudieran hacer pensar en un paso adelante en el género, Enredados es una comedia animada, innegablemente entretenida, llena de clichés, pero que al menos viene a mejorar sustancialmente el ritmo de los cuentos clásicos de princesas de Disney.

Adaptación libre de Rapunzel, el cuento clásico de los hermanos Grimm, la historia de la película conserva sólo los elementos básicos de la pieza original: una alta torre y una princesa cautiva en ella, cuyo cabello crece a través de los años hasta alcanzar el suelo y que sólo sirve a los fines egoístas de la vieja que la mantiene aislada del mundo, haciéndose pasar por su madre.

En manos de dos directores y un guionista de última generación (colaboradores de cintas como Bolt, Cars o Tierra de osos), la cinta transcurre entre un esquemático relato de amor-desconfianza-separación-reencuentro y varias secuencias de humor físico que involucran a humanos y mascotas que se comportan como humanos, además de ofrecer un guion con mucho ingenio en sus diálogos.

Pese a introducir arbitrariamente elementos mágicos que evitan a los realizadores explicar lógicamente algunos acontecimientos, y no obstante los varios números musicales que normalmente suelen ahuyentar a un sector del público mayor de edad, Enredados exhibe ciertas incorrecciones que le dan frescura al cuento aun en los momentos finales cuando se escucha la frase "y vivieron felices por siempre".

No hay que esperar grandes innovaciones. El clásico número 50 de Walt Disney Animation destaca por sus logros técnicos, por su paleta de colores y por secuencias logradísimas como el vuelo de cientos de linternas en la noche o la gracia de momentos como aquel en que la heroína (adolescente al fin y al cabo) se ve inundada de una mezcla de alegría y culpa, tras desobedecer a su madre postiza y escapar no con un príncipe, sino con un bandido buscado por la justicia.

Si algo prueba esta película es justamente eso; los cuentos de hadas con estereotipos de hombres gallardos pertenecen a otros tiempos. Lo de hoy son los héroes imperfectos y cínicos. Al menos nos son más cercanos.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.