UN DESPERTAR GLORIOSO

DIRECCIÓN: Roger Michell
TÍTULO ORIGINAL: Morning Glory (2010)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Aline Brosh McKenna
FOTOGRAFÍA: Alwin H. Küchler
MÚSICA: David Arnold
DURACIÓN: 108 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

No es la sátira más inteligente sobre el mundo de la televisión y el periodismo, es cierto; sin embargo, Un despertar glorioso alcanza como una comedia que no sólo no se limita a la conocida historia de altibajos románticos de sus personajes, sino que se soporta en un estupendo trío de actores que elevan la sencilla trama por encima de sus posibilidades.

Rachel McAdams interpreta a Becky Fuller, una joven productora de televisión contratada por una cadena con poca audiencia que intenta revitalizar su noticiario y revista matutina Daybreak. Obligada a cubrir el espacio dejado por uno de los conductores, Becky consigue remplazarlo con Mike Pomeroy (Harrison Ford), un legendario y rígido periodista que además de una mala relación con su copresentadora (Diane Keaton) tiene una pésima opinión de la televisión mañanera.

Disfrutable la mayor parte del tiempo, la cinta se mueve en terrenos convencionales como el de la mujer profesionista y eficiente, incapaz de lograr un equilibrio entre su trabajo y su vida privada por la carga de obligaciones que se echa a cuestas para demostrarse que puede con el puesto. La pequeña virtud que debe reconocérsele al filme, es que el director no se entretiene demasiado en la vida amorosa de la protagonista y que de hecho hace extensivo a otros de sus personajes ese fracaso a la hora de balancear vida laboral y vida personal.

Los mejores momentos de Un despertar glorioso están en el detrás de las cámaras del ficticio programa y en las secuencias en el estudio de televisión, donde se plantea, así sea de manera muy superficial, un dilema que de sí resulta atractivo: cómo conciliar la información seria con el entretenimiento.

Por lo que hace al resto, es de lamentar el final de cuento de hadas con el que la guionista remata la cinta, innecesariamente dulzón y complaciente por no decir que injusto con un puñado de personajes bien perfilados por actores que extrañamente parecen divertirse en sus respectivos papeles y que logran que los demás también nos pasemos un buen rato, qué caray.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.