AMOR SIN ESCALAS

DIRECCIÓN: Jason Reitman
TÍTULO ORIGINAL: Up in the air (2009)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Jason Reitman, Sheldon Turner; basado en la novela de Walter Kirn
FOTOGRAFÍA: Eric Steelberg
MÚSICA: Rolfe Kent
DURACIÓN: 108 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Las relaciones son el componente más pesado en nuestras vidas, solemos cargar todos los días con nuestras familias, nuestros amigos, los compañeros de trabajo; los apegos nos impiden movernos, dejar atrás. Entre más lento nos movemos, más rápido morimos, así que lo mejor que puede hacerse es viajar lo más ligero posible.

Lo anterior puede sonar cínico, pero tiene sentido. La vida de Ryan Bingham (George Clooney) transcurre así durante 322 días al año en los cuales viaja por todo Estados Unidos haciendo la labor canalla que las empresas no quieren llevar a cabo: despedir a sus empleados. Sin relaciones que lo aten emocionalmente, con una práctica maleta de viaje en la que lleva sólo lo necesario, Ryan ha sabido establecer su residencia temporal en aeropuertos y hoteles de lujo.

Un día, su rutina habitual se ve modificada. La empresa para la que trabaja le asigna a una joven (Anna Kendrick) a quien tendrá que mostrarle la crudeza del trabajo antes de emprender una renovación total en los procesos de despido, mientras que paralelamente conoce a Alex (Vera Farmiga), una mujer pragmática que, como él, parece vivir en las antesalas de las terminales aéreas, haciendo pausas sólo para dormir cada día en una ciudad diferente, y con la cual establece una relación casual cuando sus itinerarios coinciden.

Lo que parece el guion de una genérica comedia romántica, se transforma, sin embargo, en un filme difícil de encasillar, que lo mismo aborda y presenta sin estridencias el drama de miles de estadounidenses lanzados a la calle como resultado del difícil entorno económico, que sobrecoge con un agridulce relato sobre las relaciones modernas en las que los involucrados no se permiten involucrar sentimientos y por tanto se protegen del compromiso.

Si bien la cinta tiene una caída en su último tercio, resulta notable la calidez que asoma tras un discurso completamente cínico sobre el amor y los lazos emocionales. Por un lado, el director Jason Reitman pone en pantalla a personas reales que recrean y comparten sus historias sobre lo que significó su recorte de empresas a las que habían entregado su vida y cómo sus familias jugaron un papel fundamental en su recuperación. Sus protagonistas, en cambio, se mueven en un mundo altamente especializado de relaciones impersonales, donde los vínculos se rompen por internet o vía un mensaje de texto.

Up in the air (el título en español es sencillamente un insulto) es una comedia incisiva y graciosa que se mezcla con un drama humano y descorazonador que, sin embargo, no alecciona ni trata de convencer sobre una manera correcta de vivir o de establecer conexiones con los otros.

 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.